Google
 

domingo, 22 de febrero de 2009

Torta de milhojas


Nicolás probó una torta de milhojas (o mil hojas) en el cumpleaños de su primo Francisco y pidió una versión modificada para su propio cumpleaños... en reemplazo de crema chantilly cubriendo la torta, pidió crema pastelera. El relleno es en base a manjar y crema pastelera, lo que hace que la torta no sea excesivamente dulce. Otras versiones de esta misma torta consideran solo manjar en el relleno y en la cobertura externa.
Preparamos esta torta para un pre-cumpleaños de Nicolás con nuestros amigos Vinko, Francisca, Luka, Amelie y Jason, y 2 días después repetimos la torta para el cumpleaños "oficial" de Nicolás. Lo entretenido de la torta es que los niños pueden colaborar montando las capas... así no faltan voluntarios para ahorrarle trabajo a la persona encargada de lavar el bowl de manjar y la olla de
crema pastelera.

Masa


500 g de harina
250 g de mantequilla
10 cucharadas de agua
4 yemas

Poner los ingredientes en un bowl. Con 2 cuchillos o un cortador de masa, cortar la mantequilla hasta dejar trozos de 1 cm. Unir con las manos, dejando algunos trazos de mantequilla dentro de la masa. Formar una bola y refrigerar por 2-3 horas.
Pre-calentar el horno a 200°C (potencia media). Formar bolas de masa del tamaño de un huevo. Dejar sobre el mesón 4 bolas y mantener el resto en el refrigerador. Cubrir el mesón con una capa delgada de harina; espolvorear harina sobre la masa y sobre el uslero y estirar hasta dejar un círculo de unos 2 mm de espesor. La forma de la masa no es tan crítica, ya que al montar la torta se van cortando los trozos para formar cada capa in situ, y se le puede dar la la torta la forma que uno quiera (redonda, cuadrada, rectangular, etc.). Poner el círculo de masa sobre una lata para el horno y perforar con un tenedor. Hornear por unos 10 minutos, hasta que esté dorada. Repetir el procedimiento con las otras bolas de masa. Es conveniente trabajar con 2-3 latas, manteniendo 2 dentro del horno y preparando otra. Una vez que el horno está bien caliente, el tiempo de horneado se reduce, por lo que hay que estar pendiente para que no se quemen.


Crema pastelera


1 litro de leche
300 g de azúcar
6 yemas
100 g de maicena (almidón de maíz)
3 cucharadas de amaretto
2 cucharaditas de vainilla

Poner la leche en una olla salsera grande, a fuego bajo. En un bowl poner las yemas y azúcar; batir hasta formar una pasta blanquecina. Agregar la maicena e integrar. Vaciar sobre la leche caliente (70-80°C) y disolver con un batidor de mano. Con una cuchara de madera revolver la mezcla a fuego bajo hasta que hierva y tenga una consistencia uniforme (sin grumos). Retirar del fuego y agregar el amaretto y la vainilla.


Montaje de la torta


En un bowl mediano poner 500 g de manjar y 2-3 cucharadas de leche. Revolver hasta integrar, para reducir la densidad del manjar y facilitar que se pueda esparcir sobre las capas de masa.


Sobre un plato para tortas, poner una capa de masa, cortando trozos hasta lograr la forma y tamaño deseados. Sobre la masa poner 3 cucharadas bien llenas de manjar; esparcir el manjar para formar una capa uniforme. Montar la segunda capa de masa y luego agregar 3 cucharadas bien llenas crema pastelera; esparcir la crema. Repetir el proceso, alternando los 2 rellenos. Al final debe quedar cerca de la mitad de la crema pastelera, que se usa para cubrir los lados y la parte superior de la torta. Enfriar por 1-2 horas antes de servir. Esta torta se mantiene bien sólo 1-2 días, por lo que hay que hacer un esfuerzo por terminarla en el primer día...


Si se opta por cubrir la torta con manjar, preparar la mitad de crema pastelera y aumentar el manjar a 800 g hasta 1 kilo.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Mmmmmmmmmmmmmmmm Hice la torta para despedir el año 2010 y recibir el 2o11.
Las hojas de masa quedaron espectaculares!!
El relleno lo hice a mi pinta con manjar con nueces, pero quedó muyyyyyy buena.
Dijeron que lejos era la mejor de las tortas que había hecho hasta la fecha, y eso que las otras que he hecho también han quedado muy ricas!
Gracias por la receta!
Un beso,
Faby (desde Valparaíso)