Google
 

sábado, 26 de enero de 2008

Quiche de cebolla




Este quiche no es light, pero es muy rico... Requiere de paciencia en el horneado y en la preparación del relleno.
Masa
280 g de harina
2 cucharaditas de sal
2 cucharaditas de polvo de hornear
1/3 taza de aceite de oliva
2/3 taza de agua hirviendo
Relleno
2 cebollas grandes o 3 medianas
2 cucharadas de aceite de oliva
4 huevos
80 g de queso parmesano rallado
1 taza de leche
240 g de crema (25% de materia grasa)
2 cucharaditas de sal
2 cucharaditas de paprika
Pre-calentar el horno a 200ºC. Preparar la masa mezclando todos los ingredientes; unir sin amasar y montar sobre el fondo y los lados de un molde de torta desmontable enmantequillado. Cortar la cebolla en forma de pluma. Freir en un sartén de teflón grande con el aceite de oliva, 1 cucharadita de sal y 1 cucharadita de paprika. Poner la cebolla sobre la masa cruda. En un bowl mediano mezclar los huevos, crema, queso rallado, leche y 1 cucharadita de sal. Poner el batido sobre la cebolla. Espolvorear con paprika y hornear por 40-45 minutos hasta que esté dorada la masa y el relleno esté cuajado. Se puede servir caliente o frío.

Kuchen de damasco


Esta fue una solución práctica para consumir unos damascos muy pequeños que nos regalaron. En la foto aparece antes de poner una cobertura de mermelada de damasco, con la que se ve mejor y se reduce la deshidratación.


Masa


200 g de harina
100 g de azúcar
80 g de mantequilla
1 huevo
2 cucharaditas de polvo de hornear

Mezclar los ingredientes con un cortador de masa. Poner sobre un molde de pie o pizza enmantequillado, cubriendo el fondo y los lados.


Relleno


1 taza de almendras molidas
85 g de mantequilla
1 huevo
1/3 taza de azúcar
300 g de damascos pequeños
2 cucharadas de jarabe de damasco


Pre-calentar el horno a 200ºC. Formar el frangipane batiendo las almendas con la mantequilla y azúcar. Una vez que estén bien integradas, agregar el huevo y batir hasta que tenga una apariencia blanquecina. Poner sobre la masa cruda. Remover los carozos de los damascos y poner sobre el frangipane con el lado cortado hacia abajo. Hornear por 25-30 minutos hasta que el frangipane esté dorado. Dejar enfriar unos 10 minutos y cubrir con el jarabe de damasco. Enfriar completamente antes de servir.

Pastel de choclo



El pastel de choclo tiene tantas versiones como cocineros. Esta es una receta simple y que puede resultar entretenida para un almuerzo familiar de día domingo. Requiere de varias horas de preparación.

Pino

500 g de carne molida
2 cebollas
1 cucharadita de sal
1 cucharadita de ají de color
1/4 cucharadita de pimienta
2 cucharadas de aceite
Freir la carne en 1 cucharada de aceite en un sartén de teflón a fuego medio-alto. Una vez que esté cocida, agregar la cebolla cortada en cubos pequeños. Agregar los aliños y cocinar a fuego medio hasta que la cebolla esté blanda.
Relleno
8 presas chicas de pollo
4 huevos duros
16 aceitunas sin carozo
16 pasas
8 choclos maduros
2 cebollas
2 dientes de ajo
20 hojas de albahaca
3 cucharaditas de sal
1 cucharadas de aceite
1/2 taza de leche
1 cucharada de mantequilla
1 cucharada de azúcar
Cocer el pollo en agua con 1 cucharadita de sal. Dejar enfriar y remover los huesos y cuero. Cocer y pelar los huevos duros. Sacar las semillas a las aceitunas. Freir en un sartén de teflón la cebolla cortada de cubos pequeños junto con el ajo prensado, 1 cucharadita de sal y 1 cucharada de aceite, hasta que estén dorados. Con un cuchillo aserrado cortar los granos del choclo y pasar por un procesador de alimentos o máquina de moler carne junto con las hojas de albahaca. Poner el choclo molido en un olla grande con una cucharadita de aceite, la leche y 1 cucharada de aceite. Cocer hasta que tenga una apariencia vidriosa. Enmantequillar moldes individuales de greda o una fuente grande de greda o pyrex. Poner una capa delgada del pino en el fondo, luego el pollo, las aceitunas, huevo duro y pasas. Sobre esos elementos poner el choclo. Poner sobre el choclo pequeños cubos de mantequilla y espolvorear el azúcar. Hornear por 20-30 minutos a 250ºC hasta que esté dorado.

sábado, 19 de enero de 2008

Kuchen de manzanas con frangipane


La primera vez que comí este kuchen me sorprendió el color dorado del frangipane - una masa liviana en base a huevo y almendras - que además tiene un sabor y una textura muy agradable. Se puede preparar con mitades de pera peladas y sin corazón o con trozos de manzana.

Masa

200 g de harina
90 g de mantequilla
100 g de azúcar
1 1/2 cucharaditas de polvos de hornear
1 huevo


En un bowl mediano poner todos los ingredientes. Con un cortador de masas trozar la mantequilla sobre los otros ingredientes, hasta tener cubos de menos de 1 cm de diámetro. Con las manos unir la masa y montar sobre un molde de tarta o de pizza, cubriendo el fondo y los lados con la masa.

Relleno

1 taza de almendras molidas con trozos de 1-2 mm
85 g de mantequilla a temperatura ambiente
1/3 taza de azúcar
1 huevo
4 manzanas verdes pequeñas o 3 grandes, peladas, sin centro y cortadas en láminas
1 cucharada de mantequilla derretida
1 cucharada de jugo de limón

Pre-calentar el horno a 200ºC. Batir las almendras + mantequilla + azúcar. Una vez que se forme una crema suave agregar el huevo. Montar esta pasta (frangipane) sobre la masa cruda. Sobre el frangipane montar las manzanas y pintarlas con la mantequilla derretida con el jugo de limón. Llevar al horno por 25-30 minutos, hasta que el frangipane esté dorado. Enfriar completamente antes de servir.

Galletas de avena



Estas galletas fueron creadas por Lisa, hermana de una amiga muy querida - Vern. Se conservan bien por 3-4 días en un recipiente hermético y son excelentes para llevar a un viaje. Se pueden preparar con nueces, almendras, maní o una mezcla de todas ellas.


Ingredientes


230 g de mantequilla
1 1/4 tazas de azúcar rubia (oscura)
1/2 taza de azúcar blanca granulada
2 huevos
2 cucharadas de leche (se puede reducir a la mitad dependiendo del tipo de avena que se use)
2 cucharaditas de vainilla
1 3/4 tazas de harina
1 cucharadita de bicarbonato de sodio
2 1/2 tazas de avena instantanea (sustituto: 3 tazas de avena machacada)
2 tazas de chips de chocolate
1 taza de nueces picadas (sustitutos: almendras y maní)


Preparación


Pre-calentar el horno a 190ºC. Preparar 2 latas de horno con planchas de silicona (sin mantequilla). Batir en un bowl grande el azúcar + mantequilla + huevos + vainilla + leche, hasta que tengan una consistencia cremosa. Agregar los ingredientes secos y revolver hasta que quede uniforme. Poner sobre la plancha de silicona 1/2 cucharada de masa, espaciando a 3-4 cm cada galleta. No es necesario darles forma, ya que en el horno se despliegan. Hornear por 9-10 minutos cada partida (serán aproximadamente 4-5 latas).

Torta de frutos del bosque



Esta torta es muy fresca y es un buen complemento para la hora de onces, especialmente en el verano.


Preparación


Preparar un bizcocho blanco de la Torta de cremita. Dejar enfriar completamente y cortar en 3 secciones con un cuchillo aserrado para cortar pan. Para preparar la crema chantilly usar un bowl grande y batir a velocidad alta:
700 ml de crema (35% de materia grasa) enfriada por 24 horas

Una vez que suba, pero antes de que tome toda la consistencia, agregar:
5 cucharadas de azúcar granulada

Mezclar en una taza hasta disolver complentamente:
3/4 taza de agua
1 cucharada de azúcar
3 cucharadas de ron o amaretto

Mezclar en un bowl mediano:
1 taza de la crema chantilly (ver arriba)
100 g de frambuesas
100 g de arándanos cortados por la mitad
50 g de cerezas, sin carozo y cortadas en cubos
3 cucharadas de mermelada de ciruela

Montar sobre un plato de torta la primera lámina del bizcocho. Humedecer con la mezcla de agua + licor + azúcar. Poner 3/4 taza de crema chantilly y la mitad de la mezcla de frutas. Poner la segunda capa de bizcocho, humedecerla y poner crema; sobre la crema la mezcla de frutas. Poner la tercera capa de bizcocho y humedecer. Cubrir la torta con el resto de la crema, reservando 3/4 de taza para decorar con una manga y una boquilla en forma de estrella. Enfriar al menos 2 horas antes de servir. Esta torta no tiene una vida útil superior a las 24 horas, ya que la crema pierde volumen y se deshidrata con facilidad.

Torta de selva negra




En esta torta se produce un contraste muy interesante entre la mermelada de frutas ácidas - ciruela, guindas ácidas o frambuesa - con el chocolate y la crema chantilly.


Bizcocho de chocolate con nueces


Pre-calentar el horno a 200ºC. Cubrir con mantequilla 2 moldes de 20 cm de diámetro; luego agregar 1 cucharada sopera de harina y golpear el molde para cubrir la mantequilla. Batir en un bowl grande:
133 g de azúcar
7 yemas

Batir a velocidad alta, hasta formar una pasta blanquecina (unos 3-4 minutos). Cernir sobre las yemas + azúcar:
133 g de harina
33 g de azúcar flor
33 g de chocolate amargo en polvo

Mezclar con una cuchara de madera hasta que la mezcla esté uniforme y luego agregar:
1 taza de nueces molidas

En otro bowl grande batir:
7 claras

Una vez que suban y antes de que lleguen al punto de nieve agregar:
33 g de azúcar granulada


Incorporar 1/3 de las claras en la mezcla con yemas, usando una cuchara de madera o de goma. Luego incorporar el resto de las claras y poner sobre el molde. Hornear por unos 25 minutos, hasta que al enterrar un cuchillo o una brocheta de madera ésta salga limpia.



Crema chantilly



300 ml de crema (35% de materia grasa)
3 cucharadas de azúcar

En un bowl grande batir por 3-4 minutos la crema. Cuando las burbujas desaparezcan y tome consistencia agregar el azúcar.


Relleno


250 g de mermelada de ciruela (sustitutos: guinda ácida, frambuesa)
3/4 taza de agua
3 cucharadas de ron o amaretto
1 cucharada de azúcar

Enfriar completamente los bizcochos. Cortar cada uno en 2-3 secciones, con un cuchillo de pan. Disolver el azúcar en el agua con licor. Poner la primera sección sobre el plato de decoración y humedecer con la mezcla de agua + licor + azúcar. Agregar 1/5 de la mermelada, cubriendo toda la superficie. Montar la segunda capa de bizcocho y repetir los pasos anteriores. Cubrir la torta por fuera con crema, reservando 1/2 taza para decorar con una bolsa plástica o manga de decoración con una boquilla en forma de estrella. Enfriar por 2 horas antes de servir.

sábado, 5 de enero de 2008

Galletas de nuez

Estas galletas son muy suaves. Se quiebran con facilidad, por lo que no son recomendables para llevar a un viaje. La receta original era para formar medialunas, con un triángulo de masa que se enrrolla; ello requería un cuidadoso manejo de la temperatura de la masa, que tenía que estar a10-12ºC (no más fría o más tibia). Sin embargo, es mucho más fácil formar galletas redondas, alargadas o con forma de luna creciente, solo con las manos y sin uslero. Para ello no hay que cuidar la temperatura de la masa.


Preparación


Pre-calentar el horno a 200ºC. Preparar 2 latas de horno con planchas de silicona (sin enmantequilla). Mezclar en un bowl con una batidora a velocidad baja:
110 g de mantequilla
1 taza de nueces molidas, compactadas

Una vez integrados esos 2 ingredientes, agregar al bowl:
1 cucharadita de vainilla
1 taza de azúcar flor
1/8 de cucharadita de sal (omitir si se usa mantequilla con sal)
2 tazas de harina

Dar forma a las galletas a partir de bolas de masa de 2 cm de diámetro. Las formas sugeridas son: esferas, cilindros y lunas crecientes. Poner sobre la placa de silicona y hornear por 10-15 minutos, hasta que los bordes estén dorados. Enfriar sobre una rejilla y espolvorear con:
1/4 de taza de azúcar flor

Estas galletas son bastante blandas y no resisten mucha manipulación. Se conservan bien por 23 días en un recipiente hermético.

Nogaditas

Estas galletas son muy simples. Sorprendentemente no llevan harina ni mantequilla. La clara de huevo actúa uniendo los ingredientes, reemplazando la harina, y la grasa natural de las nueces reemplaza a la mantequilla. Se preparan en 5 minutos, más el tiempo de horneado.


Preparación


Precalentar el horno a 200ºC. Preparar una lata de horno con una placa de silicona (sin enmantequillar). Moler en un procesador de alimentos:
1 1/2 tazas de nueces

Poner las nueces molidas sobre un bowl y agregar:
1 clara de huevo
3/4 taza de azúcar rubia, compactada
1 cucharadita de esencia de vainilla
1/4 de cucharadita de canela

Mezclar bien los ingredientes y formar bolas de 2 cm de diámetro. Poner sobre la placa de silicona, dejando 2 cm entre cada bola. Llevar al horno por 20-25 minutos hasta que estén firmes y doradas. Sacar del horno y enfriar por 10 minutos antes de sacarlas de la placa. Se conservan bien por 2-3 días en un recipiente hermético.

Galletas de naranja y chocolate


Estas galletas requieren de algo de paciencia, especialmente al bañar en chocolate, pero el resultado vale la pena la espera. Son muy delgadas y crujientes, y la mezcla de sabores de la naranja y el chocolate es delicada y elegante.


Preparación


Pre-calentar el horno a 200ºC y preparar 2 latas de horno con placas de silicona. En un bowl grande batir:
175 g de mantequilla
1 taza de azúcar

Una vez que estén bien integrados, formando una pasta densa, agregar:
1 cucharadita de esencia de vainilla
1 huevo
2 cucharadas de ralladura de naranja

Cuando los ingrediente húmedos estén bien integrados, agregar:
1 cucharadita de polvos de hornear
2 tazas de harina

Formar las galletas con una prensa de galletas. Si no se cuenta con dicho equipo, formar bolas de 2 cm de diámetro. Poner sobre un platillo:
1/4 taza de azúcar flor

Untar una delgada película de masa el fondo plano de un vaso. Pasar el fondo del vaso sobre el azúcar flor y y presionar sobre las bolas de masa sobre la placa de silicona con. Hay que formar círculos de unos 4-5 cm de diámetro y menos de 5 mm de espesor, espaciados un poco más de 1 cm. Llevar al horno por unos 10-15 minutos, hasta que los bordes de las galletas estén comenzando a dorarse. Retirar del horno y enfriar unos 10 minutos antes de sacar de la placa de silicona, ya que las galletas son blandas cuando están calientes. Hornear la segunda placa. En total serán 3-4 lotes de horneado. Enfriar las galletas sobre una rejilla. Derretir a baño maría o en un fondue eléctrico:
125 g de chocolate de cobertura (Ambrosoli Molder Choc)

Enfriar en el refrigerador por 10 minutos sobre un plato cubierto con una capa firme de film plástico. Conservar por un máximo de 2-3 días en un recipiente hermético.

Kuchen de manzanas

Esta receta es una mezcla entre un budín y un kuchen, ya que la masa en realidad es un batido que se vierte sobre la fruta. Es muy fácil de preparar y el resultado es siempre rico. No hay pasos donde uno se pueda equivocar, excepto en el término del la cocción.


Preparación


Pre-calentar el horno a 200ºC. Sobre una fuente rectangular de pyrex poner:
6 manzanas peladas y cortadas en rebanadas delgadas

En un bowl grande batir por 2-3 minutos:
1 cucharada de canela
4 huevos
1 taza de leche
1/2 taza de crema (35% de materia grasa)
1 1/2 tazas de azúcar
2 1/3 tazas de harina
1 cucharada de polvos de hornear

Una vez homogenizada la mezcla, vaciar sobre las manzanas. Los trozos de manzana más superficiales quedarán algo expuestos. Llevar al horno por 35-40 minutos, hasta que la parte superior esté dorada y al insertar un palito éste salga limpio. Enfriar completamente antes de servir. Se conserva muy bien por 2-3 días.

Pastas

Fettuccini con salsa de nueces y queso
Lasaña de carne y verduras
Lasaña vegetariana
Pad Thai
Ravioles de carne
Ravioles de queso y albahaca

Bombones

Barras de toffee con semillas de sésamo
Bombones de mazapán
Cabritas
Gomitas caseras
Panforte de chocolate
Profiteroles

Aperitivos y ensaladas

Aceitunas caseras
Ají relleno
Aliño de crema ácida y ciboulette
Aliño de miel y mostaza
Aliño de palta y yogurt
Bombitas de queso y romero
Champiñones rellenos
Empanadas de espinaca y queso fresco
Empanadas de pino
Ensalada de tomate con quesillo
Frittata de espinaca
Guacamole
Hash browns (tortilla de 100% papa)
Hummus (paté de garbanzos)
Kubbe
Paté de aceitunas
Paté de hígado de pollo
Paté de pimientos asados y almendras tostadas
Pebre de Physalis (uchuva, uvilla o tomate de cáscara)
Picoteo de verduras con salsa de quesillo y ciboulette
Tortilla de cebolla

Galletas y barras



Kuchenes y pies dulces

Apple crisp
Clafoutis aux Poires
Cobbler de durazno y arándanos
Kuchen de arándano y queso fresco
Kuchen de arándano y yogur
Kuchen de cerezas
Kuchen de frambuesa y arándano
Kuchen de nuez (I)
Kuchen de nuez (II)
Kuchen de manzanas
Kuchen de manzanas con crema pastelera
Kuchen de manzanas con crema pastelera y migajón de nuez
Kuchen de manzanas con crema pastelera y merengue
Kuchen de manzanas con frangipane
Kuchen de quesillo y berries
Kuchen de queso fresco con cranberries y Amaretto
Kuchen de yoghurt y frambuesa
Pie de limón
Pie de manzana
Pie de rodajas de limón
Tarta de frutillas con crema pastelera

Tortas

Bizcocho de chocolate con almendras
Tiramisú
Torta de dos bizcochos (selva negra)
Torta de cremita
Torta de chocolate con frambuesa
Torta de chocolate-mazapán
Torta de frutos del bosque
Torta de merengue de almendras con chocolate y crema al Grand Marnier
Torta de milhojas
Torta de panqueque con crema pastelera de chocolate y Amaretto
Torta de selva negra
Torta de zanahoria

Pan, pizza y pies

Calzone de choricillo, cebolla y jamón
Calzone de espinaca y quesillo
Croissants de boulanger
Fugazza
Pain de campagne
Pan amasado
Pan de aceitunas (panecillos individuales)
Pan de aceitunas con queso (hogaza)
Pan de ajo
Pan de ajo en molde
Pan de ajo y ciboulette
Pan de cebolla caramelizada y queso parmesano
Pan de cebolla y queso gruyère
Pan de centeno
Pan de centeno con linaza, maravilla y avena
Pan de centeno con nueces (Pan morado)
Pan de hamburguesa
Pan de pesto
Pan de tomate
Pan integral con semillas de maravilla y linaza
Pannetone
Pizza rústica
Pizza vegetariana
Popovers de queso
Quiche de cebolla
Quiche de pimentón
Scones integrales con pasas
Stromboli
Tarta de cebolla
Torta pascualina de espinaca
Torta pascualina de alcachofa

Tarta de cebolla



Esta tarta se arma en pocos minutos y es genial como aperitivo. La receta original era con cebolla cruda, pero durante el horneado no se cocina bien y queda muy pungente. Mi aporte fue freir la cebolla antes del horneado, además de reducir el aceite y aumentar un poco el agua en la masa.

Masa

1 cucharadita de sal
2 tazas de harina
2 cucharaditas de polvos de hornear
1/3 taza de aceite de oliva
1/2 taza de agua hirviendo

Revolver la harina + polvos de hornear + sal. Agregar el aceite y luego el agua hirviendo. Montar sobre un molde de pie de 30 cm de diámetro, cubriendo el fondo y los lados.


Relleno

2 cucharadas de aceite de oliva
2 dientes de ajo
1 cucharadita de paprika
1 cucharadita de sal
1/4 cucharadita de pimienta
2 cebollas grandes cortadas en círculos concéntricos o medios círculos
1 tarro de leche evaporada
2 huevos
1 taza de queso rallado

Pre-calentar el horno a 200ºC. Poner en un sartén grande el aceite de oliva + ajo + paprika + sal + cebollas. Freir revolviendo cada 30 segundos hasta que la cebolla esté dorada. Poner la cebolla sobre la masa. Mezclar en un bowl la leche evaporada + huevos + queso rallado. Vaciar el batido sobre la cebolla. Espolvorear la parte superior con una pizca de paprika. Llevar al horno por 30-40 minutos, hasta que esté cuajado y la masa y el relleno estén dorados. Servir caliente. Si queda algo (¡lo dudo!) se puede re-calentar sin problemas, reviviendo casi todo el sabor original.

Tiramisú

El tiramisú que normalmente sirven en restaurantes se prepara con galletas de champaña. Por accidente descubrí que el resultado es mucho mejor al usar un bizcocho blanco. Con esta receta confundí a una amiga italiana, quien pensó que estaba preparado con queso Mascarpone, el cual es caro y difícil de conseguir.


Preparación


Preparar un bizcocho de acuerdo a la receta de la Torta de cremita. Mientras se enfría el bizcocho se prepara el relleno. Batir en un bowl mediano:
110 g de queso crema
1/2 taza de azúcar flor
1/2 cucharadita de vainilla
1 cucharada de café instantaneo en polvo (no en gránulos)
2 yemas
1 1/2 cucharaditas de chocolate en polvo

En otro bowl, montado sobre un bowl más grande con agua + hielo, batir a velocidad alta:
1 taza de crema (35% de materia grasa)

Una vez que la crema suba, agregar de a poco:
1/4 taza de azúcar granulada

Con una paleta de goma mezclar suavemente la crema batida con la mezcla de queso crema + yemas + azúcar. Cortar el bizcocho en 3 secciones. Revolver en un bowl pequeño:
1 taza de café
1/4 taza de ron

Montar una sección del bizcocho sobre un plato. Mojar con 1/3 de la mezcla de café y ron. Agregar 1/3 del relleno. Repetir los pasos, terminando con crema. Poner sobre un colador pequeño:
1/2 cucharada de chocolate amargo en polvo

Cubrir la parte superior del tiramisú con el chocolate. Dejar enfriar por 2 horas antes de servir. Consumir dentro de las primeras 24 horas, ya que el café puede desarrollar un sabor demasiado amargo el segundo día.

Pie de manzanas


Justine nos visitó el verano pasado y compartió con nosotros esta receta de su tía Colleen. Aún cuando es relativamente sencilla en sus ingredientes, requiere cierta habilidad para el manejo de la masa. La temperatura de la mantequilla es crítica para lograr la crujencia de la masa una vez horneda.


Masa


3 tazas de harina
1/2 taza de manteca fría
1/2 taza de mantequilla fría
1/2 cucharadita de sal
1/3 taza de agua muy fría, casi congelada (1ºC)


Relleno


8 tazas de manzanas peladas y cortadas en gajos
3/4 taza de azúcar
1/2 cucharadita de canela
1/8 taza de harina


Preparación


Mediante un cortador de masa trozar la mantequilla y manteca sobre la harina hasta dejar cubos de 1 cm. Agregar gradualmente el agua y formar una masa con las manos. Solo hay que unir los ingredientes mediante presión, no hay que amasar. Dividir en 2 bolas y enfriar por 20-30 minutos. Con un uslero estirar la masa en 2 círculos de unos 25 cm de diámetro (2-3 cm más que el diámetro del molde). Poner uno de los círculos sobre el fondo del molde. Pre-calentar el horno a 200ºC. Agregar el relleno y cubrir con el otro círculo de masa. Sellar los bordes con un tenedor o con los dedos, formando una blonda. Espolvorear sobre la masa una cucharadita de azúcar. Hacer 4 cortes de 4 cm para dejar escapar el vapor. Cubrir con papel de aluminio el borde de la masa, para evitar que se queme durante el horneado. Hornear por 1 hora y 15 minutos, hasta que la parte central del pie esté dorada y al insertar un cuchillo a través de uno de los cortes de la masa la fruta se sienta blanda. La tradición es servir este pie caliente con una bola de helado de vainilla, pero yo prefiero esperar que se enfríe y omitir el helado.

Queque de yogurt

Esta es una receta una tía que sólo cocina en vacaciones. A diferencia de otras recetas, que usan mantequilla o margarina, esta lleva aceite, haciéndolo un poco más saludable que otros queques.


Ingredientes


4 huevos
200 g de yogurt natural
3/4 taza de azúcar
3/4 taza de aceite
3 tazas de harina
3 cucharadita de polvos de hornear


Preparación


Pre-calentar el horno a 200ºC. Enmantequillar un molde de queque y luego agregar 1 cucharada de harina al molde; moviendo el molde cubrir la mantequilla con la harina y descartar el exceso de harina. Batir los huevos con el azúcar, hasta formar una pasta uniforme. Agregar aceite y yogurt; batir por 1 minuto. Agregar la harina y los polvos de hornar y batir por 1-2 minutos hasta que se integren bien. Hornear por 35-40 minutos, hasta que al insertar un palito éste salga limpio de la masa y el queque esté dorado. Enfriar por unos 10 minutos antes de sacar del molde.

Pan amasado


Receta familiar de antigua data, que preparamos para acompañar almuerzos o cenas con grupos grandes de personas. Idealmente se sirve caliente.


Ingredientes


30 g de levadura fresca
500 ml de agua tibia
1 cucharadita de azúcar
1 kilo de harina
1 cucharada de sal
1 cucharada de polvos de hornear
250 g de manteca derretida (o mantequilla para una versión menos "campestre"


Preparación


Disolver el azúcar en el agua. Agregar la levadura y esperar unos 10 minutos hasta que se active, formándose una capa de levadura en la superficie del agua. Agregar los otros ingredientes y amasar por 10 minutos. Si se usa una amasadora mecánica, reducir el tiempo de amasado a 5 minutos. Dejar descansar con un paño encima por 1-2 horas, hasta que se doble el volumen. En invierno es recomendable ayudarle a la masa con calor externo, poniendo dentro del horno (apagado) el bowl con la masa y en el fondo del horno otro bowl con 2 litros de agua hirviendo. Presionar la masa para eliminar el gas y formar bolas de 30-50 g. Montar sobre una lata del horno enmantequillada o sobre una placa de silicona sin enmantequillar. Dejar que suban hasta doblar su volumen, aproximadamente 1 hora. Pre-calentar el horno a 200ºC y hornear por unos 20 minutos, hasta que estén dorados.

Galletas de chocolate con menta


Esta receta se prepara en pocos minutos y el resultado impresiona por su presentación y sabor. La forma se logra con discos perforados y una prensa de galletas. Nosotros usamos una prensa Biscuits de Marcato.



Ingredientes


185 g de mantequilla a temperatura ambiente
185 g de azúcar
1 huevo
1 1/2 cucharaditas de esencia de vainilla
1 1/2 cucharaditas de esencia de menta
1/3 de taza de chocolate amargo en polvo
1 1/2 tazas de harina



Preparación


Pre-calentar el horno a 200ºC. En una batidora de pedestal, con paleta para masas blandas, batir por 2-3 minutos a velocidad alta la mantequilla y azúcar. Agregar el huevo, las esencias y el chocolate amargo; batir por 1 minuto. Agregar la harina y batir por 1 minuto. Rellenar el centro de una prensa de galletas. Montar las galletas sobre una placa de silicona y hornear por 7-10 minutos. Retirar del horno cuando tengan un color café opaco y se puedan separar de la placa de silicona. Enfriar sobre una rejilla. Conservar en un recipiente hermético por no más de 2 días.

viernes, 4 de enero de 2008

Kuchen de cerezas


Esta es una modificación de una receta francesa. Un aspecto sorprendente es que lleva muy poca azúcar. El dulzor lo entrega la fruta, que debe estar muy madura.


Masa

2 tazas de harina
2 cucharadas de azúcar
140 g de mantequilla
1 huevo


Unir los ingredientes con un cortador de masa. Estirar sobre un molde de kuchen con fondo desmontable. Pre-calentar en horno a 200ºC.

Relleno


500 g de cerezas, descarozadas y cortadas por la mitad
2 huevos
1/4 taza de azúcar
3 cucharadas de harina
1/4 taza de crema
1/4 taza de leche

Poner la fruta en círculos concéntricos sobre la masa. Mezclar todos los ingredientes del relleno con un batidor de mano. Vaciar el batido sobre la fruta y hornear por 35-40 minutos hasta que el relleno esté dorado. Dejar enfriar al menos 1 hora antes de servir.

Panqueques

Esta es una receta de una amiga de la parte francesa de Canadá. La receta origina incluye 1 cucharada de mantequilla en el batido, pero yo omito ese ingrediente y el resultado igual es bueno.


Ingredientes


3 huevos
1 1/2 taza de leche
1 taza de harina


Se ponen todos los ingredientes juntos en una juguera y se mezclan hasta obtener un batido uniforme. Para freirlos, pre-calentar un sartén de acero inoxidable untado con 1/2 cucharadita de mantequilla. La mantequilla sella los poros del metal y evita que se peguen los panqueques. Poner sobre el sartén 1/4 de taza del batido y girar para cubir todo el fondo. Cocinar por 1 minuto en cada lado. Rellenar con manjar o fruta picada.

jueves, 3 de enero de 2008

Ravioles de queso y albahaca

Esta receta requiere de unas 2 horas de preparación, pero el tiempo invertido vale la pena. Son mucho mejores que los comprados, además de que uno sabe lo que está comiendo. Como equipamiento especial se requiere una máquina para fabricar pastas con un accesorio para ravioles. Nosotros usamos una máquina Marcato.


Masa


Mezclar y amasar:
2 huevos
100 g de sémola
100 g de harina

Dejar reposar unos 30 minutos en el refrigerador y luego fraccionar en bolas del tamaño de un huevo. Estirar la masa con los rodillos, formando tiras de unos 50-60 cm de largo y de menos de 2 mm de espesor. En la máquina Marcato eso se logra en la posición de espesor 5 (escala 1-7, siendo 1 el más grueso).


Relleno


Poner en un procesador de alimentos:
140 g de queso parmesano
2 huevos
110 g de queso mantecoso
1/2 taza de hojas de albahaca
1/4 cucharadita de nuez moscada
2 dientes de ajo
1/2 cucharadita de sal
1/4 cucharadita de pimienta

Formar una pasta espesa. Montar la masa en el accesorio para fabricar ravioles y agregar el relleno en pequeñas cantidades, con 2 cucharadas soperas como máximo. Dejar los ravioles sobre bandejas con una capa delgada de harina y tapar con un paño para que no se resequen.


Salsa de nueces


Derretir a fuego suave en una olla salsera de 2 litros:
3 cucharadas de mantequilla

Agregar sobre la mantequilla derretida:
3 cucharadas de harina

Revolver hasta formar una pasta, sin dejar que se dore la harina. Agregar en 4-5 fracciones:
2 tazas de leche

Revolver bien luego de cada fracción de la leche, formando inicialmente formando una pasta, luego una crema; finalmente la mezcla quedará líquida. Revolver lentamente hasta que tenga la consistencia de una crema espesa. Agregar:
1 cucharadita de sal
1/2 cucharadita de nuez moscada
1/4 cucharadita de pimienta
1 taza de nueces picadas

Revolver nuevamente y tapar la olla. Sacar del fuego y cubrir la olla con 2-3 paños para mantener el calor mientras se hierven los ravioles. Cocinar los ravioles en lotes de 20-30 unidades en 4 litros de agua hirviendo. Escurrir y cubrir cada lote con una capa de la salas de nueces. Conservar en un recipiente pre-calentado y tapado hasta el momento de servir.

Pan de tomate


Este pan tiene un color maravilloso y es del agrado de grandes y chicos. Mis amigos le llaman el pan de pizza, ya que tiene los mismos sabores de dicha preparación. En casa preparo esta receta en una máquina para hacer pan marca Panasonic, usando un programa para pan blanco.


Ingredientes


450 g de harina
250 g de salsa de tomate
80 ml de agua
1 cucharadita de levadura
1 cucharadita de sal
2 cucharadas de orégano
1 cucharada de aceite de oliva


Preparación


Pesar y medir los ingredientes. Agregarlos en una máquina para hacer pan y olvidarse hasta que suene la alarma. Enfriar al menos 10 minutos antes de cortar, para que no se desarme. Si llega a quedar algun rastro de pan, se puede tostar con queso encima y revive completamente.

Torta pascualina


Esta es una receta familiar que preparamos para las grandes ocasiones. La receta no es sencilla ni rápida, pero el resultado vale la pena. En el relleno se puede usar indistintamente acelga, alcachofa o espinaca. La versión más trabajosa es la de alcachofa, ya que luego de cocerlas hay que raspar con una cuchara la parte comestible de cada bráctea y de los fondos.


Masa cocida


Cernir sobre un bowl resistente al calor:
2 1/2 tazas de harina
1 cucharadita de sal
2 cucharaditas de polvos de honear

Agregar sobre la harina:
1 taza de agua hirviendo
3/4 taza de aceite de oliva

Con una cuchara y luego con las manos formar una masa suave. Montar 2/3 de la masa sobre un molde de torta con fondo desmontable, previamente enmantequillado, cubriendo los lados y el fondo. Pre-calentar el horno a 200ºC.


Relleno


Poner en un bowl grande:
2 cucharadas de cebolla frita, cortada en cubos pequeños (equivale a media cebolla)
2 tazas de espinacas cocidas y drenadas a presión sobre un colador
3 huevos
3 cucharadas de sémola
100 g de queso parmesano
100 ml de crema
1 cucharadita de sal
1/4 cucharadita de pimienta
1 cucharadita de paprika
2 dientes de ajo

Con una juguera de inmersión moler e integrar muy bien todos los ingredientes. Verificar que tenga la consistencia de una pasta densa; al acomodar la pasta con una cuchara hacia los lados el espacio creado debe mantener la forma de sus paredes. Si las paredes no se retienen solas, agregar:
2-3 cucharadas de sémola

Una vez lograda la consistencia especificada, montar el relleno sobre la masa. Formar 3 concavidades en el relleno y poner en el interior:
3 huevos enteros, crudos

Si la consistencia del relleno es la ideal, los huevos quedarán en el interior de cada concavidad, sin escurrir hacia los lados y una vez hornada la pascualina tendrán la apariencia de huevos duros redondos. Estirar con un uslero el último tercio de la masa, formando un círculo con 2 cm más de radio que el molde. Montar la masa y doblar en forma secuencial el borde. Pintar la parte superior con una mezcla de:
1 yema
1 cucharada de leche

Llevar al horno por 45 minutos aproximadamente, hasta que la masa esté dorada. Remover el anillo externo del molde. Se puede servir fría o caliente, pero mi preferencia personal es comerla cuando está recién salida del horno.

Pizza rústica

Aun cuando el nombre es "pizza", esta preparación se acerca más a la de un pie, ya que el relleno tiene unos 4 cm de alto. Preparamos esta pizza en una junta de cocineros con mis amigos Luni, Juan, Karina, Joaquín y Eduardo.


Masa


Mezclar en un bowl:
2 tazas de harina
50 g de mantequilla fría

Una vez unidos, agregar en el mismo bowl:
2 huevos
1/2 cucharadita de sal
1 cucharadita de azúcar

Formar la masa y enfriar en el refrigerador por 1 hora. Montar la masa cubriendo el fondo y los lados de un molde de torta desmontable. Pre-calentar el horno a 250ºC.


Relleno


Mezclar en un bowl:
2 tazas de ricotta
230 g de queso mozzarella
4 huevos
250 g de jamón en cubos de 1 cm
2/3 de taza de queso parmesano
1/4 de taza de perejil picado
250 g de espinacas cocidas y escurridas
1 cucharadita de sal
1/4 cucharadita de pimienta

Una vez mezclados los ingredientes montar sobre la masa. Ajustar el borde de la masa para que quede a la misma altura del relleno. Hornear a 250ºC por 20 minutos y luego bajar la temperatura a 170ºC y hornear por otros 60 minutos, hasta que esté cuajada y dorada.

miércoles, 2 de enero de 2008

Bizcocho de chocolate con almendras


Este bizcocho puede reemplazar al de chocolate a la crema ácida en mi receta de Torta de chocolate con frambuesa. Idealmente hay que preparar el bizcocho un día antes de montar la torta, ya que debe estar completamente frío antes de cortarlo en capas.



Ingredientes


125 g de mantequilla
2 tazas de azúcar
4 huevos - con claras separadas de las yemas
1 1/2 tazas de harina
1 cucharada de polvos de hornear
8 cucharadas de chocolate amargo en polvo
1 taza de almendras molidas (las nueces son un buen sustituto)
1/8 de taza de café cargado
1/8 de taza de amaretto
2 cucharaditas de esencia de almendra
2 cucharaditas de esencia de vainilla



Preparación


Precalentar el horno a 200ºC. Cubrir el fondo de un molde de torta desmontable con papel aluminio. Batir la mantequilla con el azúcar. Integrar las yemas. Cernir la harina + chocolate + polvos de hornear e integrar con la mezcla de mantequilla. Agregar almendras, café, licor y esencias. Batir a nieve las claras y mezclar suavemente con los otros ingredientes. Hornear por unos 40 minutos hasta que al insertar un palito éste salga limpio. Dejar enfriar sobre una rejilla por una noche entera antes de cortar. Usar en la Torta de chocolate con frambuesa.

Profiteroles




Llevo unos 10 años preparando esta receta y ya logré hacerla en 2 horas... mientras que en mis primeros intentos me llevó 4 horas. Al igual que muchas otras recetas de este blog, estos profiteroles son anti-light, pero la alta ingesta calórica es compensada por los placeres del chocolate y la crema pastelera.


Pâte à choux


Calentar a fuego fuerte en una olla salsera de 3 litros de capacidad:
110 g de mantequilla
1 taza de agua

Una vez que esté hirviendo, agregar:
1 taza de harina

Dejar enfriar unos 10 minutos. Precalentar el horno a 220ºC y preparar 2 latas de galletas con planchas de silicona (sin enmantequillar). Agregar a la mezcla de harina + mantequilla + agua:
4 huevos, uno a la vez

Mezclar vigorosamente luego de agregar cada huevo, hasta lograr una consistencia uniforme. Si se agregan todos los huevos juntos la masa se separa en pequeñas unidades que son muy difíciles de volver a unir. Con una bolsa ziploc con una esquina cortada con una abertura de 1 cm o con una manga de repostería formar bolas de 1.5 a 2 cm de diámetro, bien espaciadas sobre la plancha de silicona. Llevar al horno por unos 30 minutos hasta que estén doradas y la mantequilla ya no esté burbujeando sobre la superficie. Sacar del horno y enfriar en una rejilla. Hornear la segunda lata de galletas; como el horno estará más caliente, probablemente tomará menos de 30 minutos.


Crème pâtissière


Calentar a fuego sueve en una olla salsera de 3 litros, hasta llegar a 80ºC:
650 ml de leche

En un bowl batir a velocidad alta:
150 g de azúcar
3 yemas

Seguir batiendo hasta lograr una crema de color blanquecino. Luego bajar la velocidad al mínimo y agregar:
60 g de almidón de maíz (maicena)

Agregar esta pasta a la olla con la leche caliente y batir por 1-2 minutos hasta lograr que se disuelva la pasta. Revolver con una cuchara de palo hasta que se forme una crema espesa. Cuando comience a hervir, retirar del fuego y agregar:
25 ml de amaretto
2 cucharaditas de vainilla


Ensamblaje de los profiteroles


Dejar enfriar la crema y los profiteroles unos 10 minutos. Rellenar con una manga de repostería o una bolsa ziploc con una perforación de 5 mm en una esquina. La forma más fácil de rellenar las masas es mediante una perforación en la parte superior o uno de los lados del profiterol; esta perforación luego quedará cubierta con el chocolate. Derretir a baño maría o en un fondue eléctrico:
200 g de chocolate de cobertura (Ambrosoli Molder Choc)

Cubrir la parte superior de cada profiterol con chocolate y luego dejar sobre un plato cubierto con un film plástico - ello evita que se peguen al plato. Enfriar por unos 10 minutos hasta que el chocolate tenga una apariencia opaca. Este es el mejor momento para comerlos, cuando la parte externa está crujiente. Mientras más se espere, la humedad de la crema pastelera dejará al profiterol blando.

Torta de chocolate con frambuesa

Esta torta ya es clásica en mi familia. La piden todos mis parientes... incluso algunos amigos que ya escucharon la fama de esta preparación. La receta es relativamente simple, excepto por el ganache que debe ser manejado en forma cuidadosa para mantener una consistencia que permita trabajarlo - no muy líquida ni muy espesa. Una versión similar de esta torta, con un bizcocho de chocolate con almendras, hizo que mi entonces futura suegra le preguntara a mi futura esposa: ¿Cuantas semanas al año podré pasar con ustedes cuando estén casados?... el "detalle" de la pregunta es que fue formulada cuando teníamos solo 2 meses de pololeo, unos 3 años antes de casarnos. En ese entonces ni siquiera se hablaba de matrimonio, pero mi suegra ya tenía trazada la ruta a mi cocina...

Bizcocho de chocolate a la crema ácida


Precalentar el horno a 200ºC. El batido es bastante líquido, por lo que es necesario cubrir el fondo de un molde de torta de fondo desmontable con papel aluminio. No es necesario enmantequillar el papel alumunio. Batir en un bowl grande (4 litros o más) hasta que tenga una consistencia cremosa:
110 g de mantequilla
425 g de azúcar rubia

Agregar en el bowl:
4 huevos
110 g de chocolate de cobertura (derretido a baño maría) - recomiendo usar Neucober 132
1/3 de taza de chocolate amargo en polvo
1 cucharadita de vainilla
2 tazas de harina
2 cucharaditas de bicarbonato de sodio
1/2 taza de crema ácida (la crema normal, con 35% de materia grasa es un buen sustituto)
1 taza de agua hirviendo

Poner el batido sobre el molde y hornear por unos 40 minutos, hasta que al insertar un palito éste salga limpio. El color o el tamaño no son indicadores de cocción. Dejar enfriar completamente en el molde. Una vez frío, dar vuelta y remover el papel de aluminio


Ganache

Poner en una olla a fuego lento:
300 ml de crema (35% de materia grasa)
Una vez que hierva la crema, sacar del fuego y agregar:
300 g de chocolate de cobertura (uso Neucober 132), cortado en trozos de 1-2 cm.

Cubrir la olla y esperar unos 5 minutos para que se derrita completamente el chocolate. Revolver con una cuchara de madera hasta lograr la consistencia de una salsa y un color café oscuro y brillante.

Montaje de la torta
Cortar el bizcocho en 5 capas de 1 cm de espesor. Disolver completamente en una taza:
1 cucharada de azúcar
3 cucharadas de amaretto o ron
3/4 taza de agua

Poner la primera capa de bizcocho sobre el plato. Humedecer con la mezcla de agua + licor + azúcar. Cubrir con:
90 g de mermelada de frambuesa

Repetir los pasos anteriores; cubrir con la última capa de bizcocho y humedecer. Cubrir la parte superior con el ganache y llevar al refrigerador por unos 10 minutos. Mientras se espera que se endurezca el ganache, dorar en un horno tostador:
50 g de almendras

Cortar longitudinalmente las almendras en 3-4 secciones longitudinales. Agregar más ganache a la torta, dejando que escurra un poco por los lados. Cubrir los lados con una capa delgada de ganache. Enfriar y repetir la cobertura 2-3 veces, hasta cubrir completamente la torta. Formar un borde de almendra en la parte superior de la torta. Llevar al refrigerador por al menos 4 horas antes de servir - idealmente esperar 24 horas... asumiendo que uno tiene la disciplina necesaria para ello!. Con el paso del tiempo la mermelada de frambuesa prácticamente desaparece y se integra en el bizcocho. Los sabores del chocolate y al frambuesa se mezclan y el resultado es sustancialmente mejor que en el primer día. Para servir usar un cuchillo largo y bien afilado, el cual hay que limpiar entre cada corte. No faltarán voluntarios para limpiar el cuchillo... y el plato.

Torta de cremita


Mi hijo es un fanático de las tortas simples, sin sabores fuertes. Para su cumpleaños número 4 pidió una torta de cremita... cuando le preguntamos más detalles dijo simplemente que quería mucha crema.
Bizcocho - parte I

7 yemas
133 g de azúcar
166 g de harina cernida


Bizcocho - parte II

7 claras
33 g de azúcar

Preparación

Precalentar el horno a 200ºC. Enmantequillar un molde de torta de fondo desmontable; agregar una cucharada de harina y agitar para cubrir los lados y el fondo, descartando el exceso que no se una con la mantequilla. Batir las yemas con el azúcar hasta que la mezcla quede liviana y aireada. En otro bowl batir las claras a punto de nieve, agregando al final el azúcar de a poco. Agregar la harina a la mezcla de yemas. Agregar 1/3 de las claras a la mezcla de yemas y luego incorporar sobre el resto de las claras. Llevar al horno por unos 20-25 minutos, hasta que el bizcocho esté dorado y al insertar un palito éste salga limpio.


Montaje de la torta


Batir a velocidad alta, con el bowl sobre otro bowl más grande con agua y hielo:
1 litro de crema (35% de materia grasa), enfriada al menos con 24 horas de anticipación a 6ºC

Una vez que esté casi firme, agregar:
8 cucharadas de azúcar granulada

Disolver completamente:
1 cucharada de azúcar
3/4 taza de agua
3 cucharadas de amaretto

Poner una capa delgada (1-2 mm) de crema sobre el plato, para evitar que la torta se mueva en el plato. Cortar el bizcocho en 3 capas, usando un cuchillo aserrado para cortar pan. Montar sobre el plato. Humedecer la primera capa con la mezcla de agua + azúcar + licor. Poner una capa de 1.5 a 2 cm de crema y agregar:
1oo g de piña, durazno o otra fruta en conserva, picada en cubos

Poner la segunda capa de bizcocho y humedecer. Repetir el paso de la crema y fruta; cubrir con la última capa de bizcocho y humedecer. Cubrir los lados y la parte superior de la torta con crema, reservando una taza para decorar. Enfriar unas 2 horas antes de servir.

Aceitunas caseras


Siempre que compro aceitunas en el mercado tengo que cerrar los ojos frente al tema de la higiene... están en un tambor al aire libre y cualquier cosa puede caer al agua. Como tenemos un par de árboles en casa, decidimos hacer algo con las olivas. Este es el resultado de varias temporadas de intentos fallidos, con recetas de diversos orígenes.

Ingredientes

5 kg de olivas verdes, comenzando a desarrollar tonos violeta
5 cucharadas de soda cáustica (hidróxido de sodio)
5 tazas de sal

Preparación

Disolver 1 cucharada de hidróxido de sodio en 5 litros de agua. Agregar las olivas lavadas. Durante esta etapa es crítico que las olivas no lleguen a la superficie, ya que las que queden en contacto con el aire quedarán negras. Para ello es necesario usar una tapa plástica de un diámetro menor que el recipiente, presionándola con una piedra. Cambiar el agua 4 veces, reponiendo el hidróxido de sodio, cada 2 días (10 días en total). El día 10 eliminar el agua con hidróxido de sodio, asegurándose que hubo un cambio de color en la pulpa, pasando de un color verde claro a verde oscuro hasta tocar la semilla. Si no hay cambio de color, seguir con hidróxido hasta lograr alcanzar la semilla. Remojar en agua por 7-10 días, cambiando diariamente el agua. Preparar una salmuera con 1 taza de sal y 5 litros de agua. Agregar las aceitunas y dejar tapado. Reponer el agua cada 2-3 días. Luego de unas dos semanas, probar las aceitunas para verificar que perdieron el sabor amargo. Conservar refrigeradas en una salmuera más diluída, con una cucharada sopera de sal por litro de agua.

martes, 1 de enero de 2008

Torta de merengue de almendras con chocolate y crema al Grand Marnier

Es una torta muy rica, en todos los sentidos de la palabra - sabor, costo, tiempo y especialmente... ¡calorías!. Esta receta no es para aficionados. Requiere de equipamiento especial, como una batidora de pedestal, termómetro de caramelo, plancha de silicona y un horno con termostato. Además el tiempo de preparación es bastante largo- un día completo. Se arma con 3 elementos básicos: un merengue de almendras, ganache y crema al Grand Marnier. Esta torta tiene raíces francesas y está inspirada del Livre de recettes d' un Compagnon du Tour de France.


Merengue de almendras


225 g de pasta de almendras
75 ml de leche
300 g de claras
250 g de azúcar

Precalentar el horno a 120ºC. Mezclar la leche con la pasta de almendras, seguiendo el procedimiento de preparación de la receta de mazapán. Batir las claras con 50 g del azúcar hasta formar puntas medianas; agregar gradualmente el resto del azúcar y seguir batiendo hasta puntas firmes. Con suavidad y usando una espátula blanda mezclar la pasta de almendras en las claras batidas. Con una manga de repostería poner la mezcla sobre una placa de galletas con una plancha de silicona, formando 2 círculos de unos 25 cm de díametro cada uno. Hornear por 3 horas a 120ºC, hasta que los merengues estén secos y dorados.

Crema al Grand Marnier

450 g de azúcar
50 g de glucosa
150 ml de agua
2 huevos grandes
5 yemas
600 g de mantequilla a temperatura ambiente (blanda)
50 ml de Grand Marnier

En una olla pequeña y alta poner el azúcar, glucosa y agua. Cocinar a fuego medio hasta que con un termómetro de caramelo se lea una temperatura de 121ºC (caramelo blanco). Mientras se calienta el azúcar batir a alta velocidad las yemas y los huevos hasta formar una pasta. Bajar a una velocidad baja y agregar el caramelo con un flujo constante y bajo. Seguir batiendo hasta que la mezcla se enfríe completamente - dependiendo de la temperatura ambiente esto puede demorar hasta 30 minutos; de allí la importancia de usar una batidora de pedestal. Incorporar la mantequilla en cubos pequeños. Seguir batiendo hasta que la mezcla esté ligera. Refrigerar hasta el momento de montar la torta.

Ganache

300 g de chocolate de cobertura
300 ml de crema (35% de materia grasa)

Trozar el chocolate hasta dejar cubos de no más de 2 cm. Poner la crema en una olla a fuego lento. Cuando hierva, retirar del fuego y agregar el chocolate. Tapar la olla y esperar 5 minutos para que se disuelva el chocolate. Revolver vigorosamente con una cuchara de palo hasta lograr una consistencia uniforme, con un color café brillante y oscuro. Dejar enfriar unos 10-15 minutos en el refrigerador, hasta que tenga la consistencia de una crema muy espesa.
Montaje de la torta

Para rellenar la torta poner una capa delgada de la crema al Grand Marnier sobre el plato de torta. Luego montar una de las 2 hojas de merengue y asentar sobre el plato. Esto evita que la torta se mueva en los pasos siguientes y al servirla. Sobre la hoja de merengue agregar 1/3 del ganache. Poner en el refrigerador unos 20 minutos y luego agregar el 2º tercio del ganache. Esto evita que el ganache escurra hacia los lados. Volver el refrigerador y finalmente agregar el resto del ganache. Sobre el ganache agregar:
150 g de naranjas confitadas, cortadas en cubos pequeños

Poner 1/3 de la crema sobre el ganache y luego montar la segunda hoja de merengue. Cubrir la parte superior y los lados con la crema. Enfriar al menos 2 horas antes de servir.

Guacamole

Esta receta es una combinación de ideas de amigos de México e Israel. Los ingredientes varían de acuerdo a la estacionalidad de los productos, pero en pleno verano es posible armar el conjunto perfecto de elementos.


Ingredientes


3 paltas
1 tomate
1/2 cebolla mediana
10 hojas de cilantro fresco
1 ají
2 dientes de ajo
1 cucharadita de sal


Preparación

Pelar y trozar en cubos de 1 cm las paltas y tomates. Cortar la cebolla en cubos pequeños y luego poner en un colador. Pasar por sobre las cebollas 1 litro de agua hirviendo, para reducir la pungencia (saltarse este paso al usar una cebolla dulce). Separar las hojas de los pecíolos del cilantro; descartar los pecíolos y picar sólo las hojas. Cortar el ají a lo largo y eliminar las semillas; picar en cubos muy pequeños. Moler el ajo en una prensa. Agregar sal y mezclar todo. Si no se va a servir de inmediato, cubrir con un film plástico, tocando la superficie del guacamole; esto previene la oxidación de las paltas